Reportaje Actual
Por: Actual Inmobiliaria / 18 de mayo 2018
Compartir
facebook twitter

La mañana Ñuñoína

En este frío día de otoño, nada más rico que desayunar algo distinto. Buscamos inspiración en internet: “Los mejores desayunos en Ñuñoa” y nos encontramos con tres lugares que con sólo mirar sus fotos, estábamos ansiosos por llegar.

La primera parada fue: Daniel`s Bakery, ubicado en Celerino Pereira 1530, justo en la esquina de Amapolas. Al llegar no pudimos evitar fijarnos en la decoración, lleno de detalles de colores, paredes con fotografías de famosos, olor a pan recién horneado y lo que más nos llamó la atención fue la puerta, con un uslero de manilla y un mensaje: “El barrio se puso rico”…. toda la razón.

Nos sentamos en la terraza y nos encontramos con la sorpresa de que las mascotas son bienvenidas y, además, tienen un pequeño menú para ellos, con snacks saludables preparados en el mismo lugar.

El mesero se acercó y nos recomendó el brunch (al parecer teníamos cara de hambre), ya que nos sugirió huevos benedictinos con palta, jugo natural, café, granola con yogurt y un muffin. El equilibrio perfecto entre dulce y salado.
Cabe destacar que tienen distintas opciones en el brunch para elegir en cada ítem.

Otra cosa que nos llamó la atención fue el variado menú: sándwich, ensaladas y lo que nos hizo agua la boca: torta de Snicker y carrot cake, los pedidos favoritos de los clientes regulares.


A la mañana siguiente, quisimos continuar con la búsqueda de los mejores desayunos en Ñuñoa y llegamos a: La Fraternal, ubicado en Av. Holanda 3362, esquina Simón Bolivar.

Entramos pensando que era el patio de una casa, hasta que vimos el cartel que señalaba el nombre del lugar. Lo primero que vimos fue en un gato sentado en una de las sillas… claramente un lugar pet friendly.

María José – mesera del lugar- nos recomendó sin titubear el menú Holanda. Este saludable desayuno incluye un jugo natural recién hecho de betarraga y zanahoria, ensalada de frutas, té rojo y un pan con una pailita de huevos de gallina feliz. Obviamente no dudamos en aceptar.

Luego de la comida, nos dedicamos a mirar el lugar. Todo estaba decorado con dibujos y mandalas, que hacían del lugar, uno muy acogedor. Notamos que además hacen clases de yoga, conciertos en vivo y hasta tienen un pequeño huertito.


En la última parada de nuestro recorrido, llegamos a la Cafetería Trufa Gourmet, en Av. Simón Bolívar 4744, casi al llegar a Coventry.

El primer pensamiento que tuvimos al llegar a la cafetería fue: “qué lindo lugar para tomar un chocolate caliente” y claramente no nos equivocamos.

Nos atendió su dueño Nicolás, que de inmediato nos recomendó la especialidad de la casa: carrot cake. No nos demoramos ni un segundo en decir que sí.
Continuamos mirando la carta y no nos pudimos contener… agregamos además unas medialunas, un chocolate caliente con marshmallow y un contundente jugo natural de mango y albahaca.

Mientras tomábamos chocolate caliente en la terraza, se nos acercó una perrita que acompañaba a una de las clientas, claramente estábamos nuevamente en un lugar petfriendly.

Cuando terminamos de comer, comenzamos a recorrer el lugar y nos encontramos con la sorpresa de ver un escenario un sector con muchos juguetes para los niños. En resumen, un lugar perfecto para visitarlo con la familia.

Si podemos describir esta cafetería en tres palabras sería Casa de barrio, ya que es exactamente lo que se ve desde la vereda. Decorada con luces, cuadros y hasta un carrito de helado, la Cafetería Trufa Gourmet claramente es uno de nuestros tres lugares preferidos para desayunar en Ñuñoa.