Arquitectura
Por: Actual Inmobiliaria / 27 de septiembre 2017
Compartir
facebook twitter

Hágase la luz…

“Nuestra función como arquitectos es aprovechar al máximo la luz natural al concebir nuestros proyectos.”

Uno de los tantos elementos claves que consideramos al diseñar los proyectos Actual es la luminosidad. Es que en la arquitectura, la luz tiene la capacidad de moldear los espacios y determinar las formas y superficies de las construcciones. Mediante una adecuada utilización de la luz, es posible destacar aspectos de la vivienda y definir sensaciones de amplitud, comodidad, además de levantar el ánimo.

Nuestra función como arquitectos es aprovechar al máximo la luz solar al pensar nuestros proyectos. Es decir, hay que diseñar los espacios para que tengan durante el día una óptima claridad. Hoy, más que nunca, nuestra misión es optimizar y realizar los recursos naturales del entorno, punto fundamental en la responsabilidad social y ambiental en la que está inserta Actual.

Le Corbusier fue un arquitecto considerado como uno de los más claros exponentes de la arquitectura moderna y uno de los más influyentes del siglo XX. “Siento que me he convertido en un hombre del Mediterráneo, el rey de las formas que juegan con la luz”, decía.

La luminosidad también tiene una función estética, como realzar aspectos arquitectónicos (iluminando muros, fachadas), tanto en el exterior, como en el interior de una construcción. Los distintos tipos de luz pueden crear atmósferas agradables para los habitantes de un inmueble. Tanto así, que el mismo lugar puede cambiar radicalmente de carácter según el modo de iluminarlo.

El famoso arquitecto Oscar Niemeyer decía que utilizaba la luz natural en interiores para mejorar la sensación de bienestar de los ocupantes. Se sabe, por ejemplo, que un departamento de pocos metros puede parecer muy amplio debido a un correcto uso de la luz.

Otros maestros de la arquitectura han demostrado que a través de una adecuada manipulación de la luz, tanto natural como artificial, es posible dar un carácter específico a sus diseños.

Asimismo, optimizar la iluminación tiene que ver con el gasto energético, e incluso puede llegar a aumentar el valor de un edificio gracias a esta capacidad de ahorro. La iluminación contribuye cerca del 30% de consumo de energía total en un edificio, esto obliga a nuestro departamento de tecnología, desarrollo e innovación, estar permanentemente trabajando para buscar las mejores soluciones.

Por último, el uso correcto de la luz va de la mano de la seguridad de las viviendas. Por algo, la oscuridad es sinónimo de desamparo.

Al diseñar nuestros departamentos y casas, lo primero que pensamos en Actual es en satisfacer las necesidades del futuro habitante y en mejorar su calidad de vida. Y, definitivamente, lograr ambientes cálidos, estéticos y luminosos es lo que nos caracteriza.