Arquitectura
Por: Actual Inmobiliaria / 11 de julio 2017
Compartir
facebook twitter

Sustentabilidad en la construcción

La edificación sustentable comprende aquellas construcciones que tienen los mínimos impactos adversos sobre el entorno natural y edificado, tomando en consideración los propios espacios arquitectónicos, sus entornos inmediatos y el escenario regional y global. Es por eso, que cada vez que diseñamos una vivienda Actual tenemos que preguntarnos de qué manera el proyecto afectará el paisaje y la cultura de los habitantes de la ciudad.

Es ahí, donde la ética y los códigos de conducta en la práctica de la arquitectura juegan un rol fundamental. Porque al considerar específicamente la forma en que utilizamos los materiales y la energía, vamos más allá de cumplir con las normativas legales. Nuestro compromiso tiene que ver con la realización de proyectos donde se minimice la huella ambiental. Y esto se logra, justamente, utilizando materiales que por sus características necesiten poco mantenimiento, que sean reciclables y que provengan de fuentes sustentables.

La Comisión Mundial del Medio Ambiente y Desarrollo, definió el concepto de sustentabilidad como la forma de satisfacer las necesidades del presente, sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones de satisfacer sus propios requerimientos. En otras palabras, una vivienda sustentable toma en cuenta el ciclo de vida completo de los edificios, considerando su calidad medioambiental, funcionalidad y valor de uso futuro. De ahí, que estamos concentrados, no solo en el cuidado de los residuos generados por la construcción, sino también en cómo será el mantenimiento a futuro de los edificios.

De la mano del concepto de sustentabilidad está el de ecoeficiencia, que es el uso eficiente de los materiales y sistemas, así como el clima, entorno, y recursos existentes en la zona. Uno de los principales objetivos de Actual es construir viviendas ecoeficientes, que se caractericen por un menor consumo energético, menor producción de residuos y contaminación.

Por último, también son necesarios grandes cambios por parte de todos los agentes implicados: proveedores, constructores, arquitectos, y por supuesto, de una visión a largo plazo de los gobiernos, de manera que se fomente el desarrollo de nuevos productos y materiales, así como la innovación en tecnología y distintos procedimientos constructivos. Es hoy el momento en que las obras de infraestructura de la ciudad y los proyectos urbanos, incorporen el concepto de sustentablidad en sus diseños, construcción y operación. Mañana puede ser demasiado tarde.